#EditorialHi: Para el fútbol no hay PASO que valga, por Toti Pasman



Arranqué a las 10 am con el Lille de Bielsa. Si Marcelo mueve pasiones, sus equipos siempre merecen ser vistos. El 0-3 contra el modesto Strasbourg es muy duro y deja enseñanzas: el loco se agarraba la cabeza cuando a los 15 minutos por segunda vez un futbolista de su equipo pedía el cambio, queda claro que la actitud argentina de jugar contra y a pesar de todo no se consigue a la vuelta de la esquina. Después se mandó una de las suyas, "la gran Guly", se mandó un cambio a los 35 minutos y agotó sus variantes. En el segundo tiempo le expulsaron al arquero, lo golearon 3 a 0 después de probar con el nueve y el capitán en el arco....

Seguí al mediodía con el Manchester United de Mou. Está vez acertó con los millones invertidos por Lukaku: el belga metió los dos primeros de una goleada 4-0 que ilusiona. De Gea clave en el arco y anoten a Rashford, puede ser revelación de Inglaterra en Rusia 2018. Romero, en el banco.

Hice la pausa, almuerzo y votación, pero no me podía perder el debut de Neymar en el PSG, una verdadera alianza del Mercosur sumados Dani Alves, Cavani, Di Maria y Pastore, fue goleada con el primer gol de Ney en Francia, pienso que darán que hablar en la Champions. Los dos goles de Dybala no le alcanzaron a la Juve que perdió 3 a 2 con la Lazio por la Supercopa de Italia, al Pipita lo deprimió Sampa. 

Llegó el plato fuerte. Barcelona-Real Madrid, el mejor partido del mundo. Zidane hizo un Real Madrid demasiado bueno para este Barcelona sin la mejor versión de Messi, Iniesta y Piqué. Lo goleó 3 a 1 con solo 20 minutos de CR7 en cancha y con un muy mal arbitraje que le regaló un penal a Luis Suarez, expulsó mal a Cristiano, además de privar al portugués de otro tanto por un offside muy finito. Barcelona espera que Paulinho y Coutinho lo mejoren, Valverde deberá trabajar y mucho para igualar a su equipo con un Real que puede sumar dos títulos en una semana. Masche en el banco.

Perdió Roger, el domingo no fue perfecto. 
Y les digo que el sábado no me gustó el City de Pep más allá de ganar con un gol del Kun. 
Se terminó el fútbol, asadito y a esperar los resultados de las PASO, porque en la política, como en el fútbol, mandan los resultados.

por Toti Pasman

+ Leídas de la semana