#EditorialHI: "Viva la Copa Argentina", por Toti Pasman


La Copa Argentina es por lejos la mejor creación de nuestro fútbol doméstico en décadas! 
Ni los promedios, ni los torneos de 30 equipos, ni siquiera la Superliga que tiene todo por demostrar, se acercan a todo lo que ofrece este torneo que iguala a los poderosos con los humildes. 
El resultado es maravilloso: clubes laburantes del ascenso ponen de rodillas a los más grandes de la Argentina. 

El último milagro lo produjo este domingo el Deportivo Morón. No valió ni la falta de tiempo de trabajo, ni que no tenía refuerzos, ni la ausencia de vacaciones. En la cancha son 11 contra 11, los grandes pueden acomodar las fechas, elegir los estadios, programar todo, pero después hay que ser mejor que el rival, la realidad es que San Lorenzo cayó con toda justicia ante el gallito y desperdició una gran posibilidad para acceder a la Libertadores 2018. Estaba claro que no siempre lo iban a salvar los penales al ciclón de Diego Aguirre. 

El fútbol argentino goza de buena salud y debe ser el más competitivo del mundo, no solamente cualquiera le gana a cualquiera en primera división, sino que los de las categorías menores se animan a mojarle la oreja a los supuestamente invencibles. 

La Copa Argentina debe ser también un alerta para los tesoreros y presidentes de los clubes de primera división, que pagan contratos millonarios a futbolistas que luego en la cancha no demuestran la jerarquía que establecen las primas millonarias de las que gozan. Hay mil ejemplos: Camioneros tuvo en la lona a Independiente, Pacífico dejó sin DT a Estudiantes, Sacachispas derrotó al Arsenal de los Grondona, Riestra eliminó a Tigre, Atlanta a San Martín de San Juan, Racing tuvo que apelar a todo su potencial para pasar la serie con el modesto Mitre de Santiago del Estero. Boca Juniors fue uno de los pocos que pudo resolver su llave con Gimnasia y Tiro de Salta con contundencia. Quién no se emocionó con Wilson Severino, el goleador de Atlas, con sus lágrimas por enfrentar a River. La Copa Argentina es la vida misma que no respeta escalas sociales y donde simplemente triunfa el que es mejor. Las sorpresas y los batacazos van a continuar porque la paridad es notable. Lo único que espero de la nueva AFA es que no boicotee esta gran competencia que es la Copa Argentina, los más grandes del país quedan expuestos y hay muchos que ya no quieren sufrir más estos papelones frente a equipos del ascenso. 

En un fútbol argentino dominado por los barras bravas, con un gremio de futbolistas que se guarda millones de dólares en una caja de seguridad, con dirigentes ricos que funden clubes y no quieren sociedades anónimas, en este fútbol lleno de vicios y miserias, ¡¡¡viva la Copa Argentina!!!

por Toti Pasman


+ Leídas de la semana