La muerte de un paciente generó furia y destrozos en un hospital de Quilmes



Las instalaciones de la guardia del Hospital Dr. Eduardo Oller ubicado en el centro de la localidad de San Francisco Solano, partido de Quilmes, fueron destruidas luego de que un grupo de familiares de un reciente fallecido en el centro de salud estallara dentro del lugar. Un enfermero fue herido en la cabeza. 

El paciente arribó a la una de la madrugada con un cuadro de angina. Luego, se comprobó que  la situación requería un traslado debido a que padecía un cuadro cardiológico y el hospital no cuenta con internación. Después de las cinco de la mañana, el hombre sufrió dos infartos. El segundo le provocó la muerte. 

De inmediato, los familiares de la víctima llegaron al centro y rompieron inmuebles y los elementos esenciales todo centro de un modesto centro de salud: el respirador y el electrocardiograma. Como consecuencia de los incidentes, por el momento no se están atendiendo urgencias en la guardia en adultos. 

"Nos agredieron a todos pero un compañero recibió la peor parte. Por suerte estamos bien, pero pudo haber sido una tragedia", relató un enfermero al diario El Progreso.

+ Leídas de la semana