Oscar González Oro: "Estoy muy ocupado como para morirme ahora"



El conductor tendrá que operarse el corazón y realizarse tres by pass para mejorar su crítico cuadro.

El Negro González Oro está pasando un mal momento de salud, pero a pesar de eso, se muestra muy positivo: "Estoy muy ocupado como para morirme ahora".

Mirá la carta que escribió informando detalladamente sobre su situación:

Aquí estamos. Desde el sábado pasado  a las 10 de la mañana hasta hace unos minutos estuve internado en el Sanatorio  La Trinidad de San Isidro. Después de tratar, con éxito por cierto ,de compensarme porque llegue en estado critico, comenzaron a hacer todo tipo de estudios. Lo que yo creía que era un problema de vías respiratorias o pulmones era un problema cardíaco. Y por supuesto entre en shock. Fui por lo que yo suponía era el problema y me encontré con un cuadro distinto absolutamente. Por supuesto que en ambas circunstancias o eventos tiene que ver el cigarrillo. La resonancia magnética y los estudios posteriores dan el mismo resultado. Arterias ocluidas en el corazón. Eso no permite siquiera acceder via Stent porque no pasaría de ninguna manera. Queda una sola solución . Operar el corazón y realizar tres bypass. El resultado por supuesto seria mejorar inmediatamente mi calidad de vida. Hoy me externaron. Estoy en casa y bien cuidado. el miercoles por la tarde me vuelvo a internar y el jueves a las 8 de la mañana me operan. Necesitaba estos dias en casa antes de la operacion. Para metabolizar todo esto, para pensar en mi vida futura, en los mios, en Agustin y Pablo, en mis amigos de verdad. En todos aquellos que siempre están a mi lado en las buenas y en las malas. En mis compañeros de la Radio. Gracias por los cientos de mensajes que me hicieron llegar. Gracias por tanto amor y cariño. Gracias por tanta contención. Gracias a todos los medios que se hicieron eco de mi estado de salud. No voy a dar notas , prefiero mantenerme tranquilo y casi en silencio estos dias. Gracias por la comprensión. Después del post operatorio que no es corto hablaré con algunos amigos. Gracias a Dios los médicos, los especialistas, los enfermeros y enfermeras, todo el personal que me atendio estos dias son maravillosos. Y  los mejores en su especialidad. En ellos confío ciegamente. Todo va a estar bien. Estoy muy ocupado como para morirme ahora. Besos y gracias por todo".

+ Leídas de la semana