Sharapova jugará el US Open con una Wild Card y la polémica continúa


María Sharapova, la exnúmero uno del ranking mundial femenino de tenis, podrá jugar uno de los Grand Slam sin cumplir los requisitos exigidos. Es que la Asociación de Tenis de Estados Unidos le ha obsequiado con una wild card, una invitación que le permite disputar el torneo que comenzará el próximo 28 de agosto en Nueva York.

Sharapova se encuentra actualmente en el puesto 148 del ránking, por lo que no podría clasificar pero, de todos modos, los organizadores decidieron invitarla. Esto ya había causado indignación en el Abierto de Madrid de este año, ya que su mala clasificación se debe a la suspensión impuesta por el TAS de 15 meses sin jugar por haber dado positivo en un control antidopaje en 2016.

Será el primer Grand Slam que la rusa jugará en dieciocho meses luego de dar positivo por dopaje en el Abierto de Australia del 2016, cuando dio positivo por dopaje. En aquel momento, muchos de sus colegas criticaron la actitud de la jugadora y de los organizadores del evento. 

+ Leídas de la semana