#EditorialHI: "Sampaoli, la revolución que no fue", por Toti Pasman


En el fútbol está todo inventado, la gran diferencia entre un entrenador y otro es la audacia que le imprime a su equipo. 
En su debut, Sampa nos engrupió. La idea de juntar muchos delanteros no funcionó y la Argentina casi que no tuvo situaciones de gol para traer los tres puntos del Centenario.

Las frases del DT en la previa tales como "me juego todo", "no tenemos otra opción que ganar", chocaron con la realidad. El "pelado" nos sanateó y la única revolución fue jugar con 10 hombres durante sesenta minutos, ya que no hay nada positivo para destacar en la actuación de Acuña.
La presencia de Icardi no otorgó la supuesta profundidad que la formación necesitaba y al final, terminamos como siempre dependiendo de una genialidad de Messi para ganar el partido. Ángel Di María es todo un tema, su condición de crack no está en discusión, pero... su cabeza será determinante para saber si todavía le puede dar satisfacciones a la Selección o seguirá el camino de Higuain y Agüero. Fazio y Pizarro no desentonaron, lo cual no alcanzó para ir a festejar al obelisco.
Nos ayudaron Paraguay y Brasil, las derrotas de Chile y Ecuador fueron un alivio, el empate de Colombia una esperanza. La sensación es que ganando los próximos 6 puntos de local Argentina jugará Rusia 2018. 

Jorge Sampaoli mostró autoridad fuera de la cancha: borró al pipita y al pocho, encima se animó a mandar al banco a "hoy no te convertís en héroe" Mascherano, todo venía bárbaro hasta que jugamos. El estilo no apareció, firmamos el 0-0 cuando todavía faltaba media hora de partido.

El casildense tiene crédito, pero sobre todo tiene mucho laburo por delante para formar un equipo que transmita algo.a los hinchas.

Por Toti Pasman


+ Leídas de la semana