Terminó la primera audiencia del juicio a Julio De Vido por la tragedia de Once


Julio De Vido se sentó esta mañana en el banquillo de los acusados por "administración fraudulenta" y "estrago culposo agravado" en la causa por la tragedia de Once en la que 52 de personas perdieron su vida. Con el juicio se busca determinar si el diputado nacional y ex ministro de Planificación Federal es responsable de la tragedia de Once acaecida el 22 de febrero de 2012. De ser considerado culpable de los delitos de los que se lo acusa, De Vido podría ser castigado con 11 año de prisión. 

La fiscalía entiende que el ex funcionario tendría que haber controlado las concesiones de Trenes de Buenos Aires (TBA) y que esa negligencia ocasionó que el tren de la línea Sarmiento colisionara con los paragolpes de contención de la estación terminal de Once. Por su parte, la defensa del acusado insistió con que la culpa del siniestro fue del maquinista de la formación, Marcos Córdoba, ya condenado en un primer juicio a tres años y seis meses de prisión. 

Acompañado de sus abogados defensores, Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro, el es ministro escuchó la lectura del requerimiento de elevación a juicio oral. Los familiares de las víctimas del siniestro también presenciaron la primera audiencia oral. Si bien no entraron a la habitación en donde se llevaba a cabo la audiencia ante el Tribunal Oral Federal 4 (TOF4), estuvieron presentes con sus carteles detrás del vidrio que separaba los espacios. 

Pedro Lázaro Fernández, reportero gráfico del diario Clarín, tomo la fotografía que acompaña a esta nota y que retrata la situación: Julio De Vido mirando hacia el magistrado y detrás suyo, aquellos que perdieron a sus familiares y que exigen " justicia para las víctimas de la tragedia de Once". 

+ Leídas de la semana