Condenaron a prisión perpetua a Sebastián Wagner por el crimen de Micaela García


La justicia de la provincia de Entre Ríos dictaminó hoy la culpabilidad de Sebastián Wagner del asesinato y abuso sexual de Micaela García y lo condenó a la pena de cadena perpetua. Néstor Pavón, su jefe, recibió el castigo de cinco años de prisión por encubrimiento agravado mientras que el hijastro de Wagner, Gabriel Otero, fue absuelto.

Los magistrados María Angélica Pivas, Roberto Cadenas y Darío Crespo condenaron al acusado con la pena más dura por "abuso sexual con acceso carnal en concurso ideal con homicidio calificado por alevosía, criminis causae y femicidio". El condenado tenía antecedentes de abuso. "Sebastián Wagner secuestró, violó y mató a Micaela García", afirmó el Tribunal durante la lectura del veredicto.

Micaela, una joven oriunda de Concepción del Uruguay y estudiante de Educación Física en  Gualeguay, fue vista con vida por última vez el 1° de abril cuando salía de un boliche de la ciudad entrerriana en la que residía para llevar adelante sus estudios. Una semana después fue hallada asesinada por estrangulamiento y violada en un descampado a las afueras de Gualeguay

+ Leídas de la semana