#EditorialHi: "En manos de D10S", por Toti Pasman


Jorge Sampaoli está desequilibrado, verlo en el banco de suplentes asusta. 
¿En qué momento empezamos a sobrevalorar la locura de personajes como el hombre de Casilda y despreciar la mesura de un Bianchi o Gallardo por ejemplo? Marcelo Bielsa al lado del actual entrenador argentino parece un maestro zen. 

Espero que no se la haya creído por los amistosos contra Brasil y Singapur, espero que pueda demostrar en la cancha todo el marketing demostrado en las fotos de su primer viaje a Europa donde se comunicaba a un DT lleno de conocimientos y con una relación muy cercana al futbolista. A la hora de la verdad, Sampaoli falló mucho: ¿Acuña de 8 en Uruguay? ¿Di María de titular sin ritmo con Perú? ¿Pastore alternativa? También se contradijo mucho con sus decisiones: Acosta pasó de titular a quedar afuera del banco, Rigoni de ni ser suplente a primer cambio, ahora caería en desgracia Papu Gómez ¿dónde están las convicciones?. 

Con este panorama no nos queda otra que rezar para que se acabe la maldición de Messi con la camiseta argentina. El número 10 y capitán es nuestra esperanza, es el mejor. No hubo chance de gol en La Bombonera en la que Leo no estuviese involucrado. 
Es cierto que no concreta, tan verdadero como que nunca deja de intentar. Siempre pide la pelota y es el que se hace cargo del equipo cuando la pelota quema. ¿Cómo que no es líder del equipo? Si tenemos alguna chance de ir a Rusia 2018 es gracias a la pulga. 
Siga intentando Leo, que el gol va a llegar.

Por Toti Pasman

+ Leídas de la semana