#EditorialHi: "Mal armada la lista, mal formado el equipo, mal hechos los cambios" por Gustavo López.



Sampaoli se maneja con mucha soberbia. Cree que posee una mente brillante. Pero sus errores y caprichos dejaron a la Selección en terapia intensiva y con un respirador artificial que debemos agradecer a los goles que Paraguay le hizo a Colombia sobre la hora.

Vayamos por partes:

Mal armada la lista.

El DT argentino convocó a Icardi, que estaba mal físicamente. Y no llamó a otro 9 cuando Agüero quedó afuera por su accidente en Holanda. Gago también venía con dificultades físicas. Y prescindió de laterales por izquierda.

Mal armado el equipo.

Sampaoli eligió jugar anoche sin 3 y sin 5. Lautaro Acosta y Pizarro pasaron de ser titulares contra Venezuela a no ir ni al banco (Acosta) y no ser convocado (Pizarro). Puso de titular a Banega, que es suplente en Sevilla y que no tuvo nivel ni para ser titular en Newell’s.

La desorientación es total. Sobre todo si sumamos que Rigoni pasó de no ir ni al banco a ser el primer cambio. Dybala, de ser la supuesta figura a ni jugar. Y además, el técnico tenía pensado poner de titular a Agüero, que no había jugado ni un minuto en los partidos previos.

Mal hechos los cambios.

Di María fue el peor del equipo, pero con miras al segundo tiempo el que debía salir era el Papu Gómez. Di María al menos tiene experiencia. Y el que debía entrar no era Rigoni, que debutó en el momento de mayor presión de la historia. Para eso, mejor poner a Dybala, que es la figura de Juventus.

La entrada de Gago estaba cantada, pero era por Biglia. Y Banega debía salir, pero para ser reemplazado por Paredes.

Al final, Argentina terminó jugando con tres debutantes en campo: Papu Gómez, Rigoni y Benedetto (más allá de sus minutos contra Venezuela).

La hora de los jugadores

Hemos hecho todo para no ir al Mundial. En esta Eliminatoria tuvimos tres comisiones directivas y tres cuerpos técnicos. Pero los jugadores, por supuesto, también son responsables.

A todos los 9 que tuvimos parece que le temblaran las piernas cuando van a definir: Agüero, Higuaín, Icardi, Benedetto. El único distinto fue Pratto, que hoy no está ni en la agenda de Sampaoli.

Messi le sirvió el gol anoche a Papu Gómez, a Benedetto y a Rigoni, y ellos los erraron. Pero Messi tampoco hizo los suyos, como si los hacen en momentos decisivos Falcao en Colombia o Cristiano en Portugal.

A pesar de todo, nos queda una chance. Y la esperanza, junto al pasaje a Rusia, es lo último que se pierde.

Por Gustavo López.

+ Leídas de la semana