#EditorialHi: "Por favor ¡Basta de camarilla!," por Toti Pasman


Estoy feliz. Vamos a Rusia. Messi fue D10S. Nos salvó. Solo él, todo fue por y gracias a él. Todavía estoy preso de una euforia pre mundialista sin límite, no puedo parar de ver los goles de Leo en Quito una y otra vez. Tengo ganas que se haga ya el sorteo y empezar a competir con los mejores, soñando con ganarle a Brasil y Alemania. Hasta acá todo muy lindo. Pero que el árbol no tape el bosque, hay cosas que no están bien....
Existe un grupo de jugadores que vive de Messi, que saca provecho de la relación con el 10 para perdurar en la Selección Nacional. No me gusta y no me lo banco. No esperaron ni disimularon ni siquiera 24 horas, apenas ganaron un partido después de meses de sufrimiento, consumada la victoria el señor Mascherano se puso solo en la lista de 23 para la copa del mundo, Biglia fue mucho más allá y pidió por la vuelta de Gonzalo Higuaín, sin importarle nada Benedetto e Icardi. No corresponde. No está bien, son decisiones que le competen al DT, Jorge Sampaoli en este caso. El único indiscutible siempre es Lionel Messi, el resto debe ganarse el pan día a día.
Es el mismo grupo que protege a Romero que no ataja o que no le pone los puntos al Kun Agüero, de actitudes por lo menos que dejan mucho que desear para con la camiseta celeste y blanca. Creo que los que dicen que sin estos jugadores no hay futuro decididamente mienten, por supuesto que sueño con ver a Leo campeón del mundo en la tierra de Putin, tanto como ya pensar un nuevo equipo para el día después. 
Pensando en Qatar 2022 podriamos tener un 11 titular con Marchesin; Bustos, Otamendi, Foyth y Tagliafico; Kranevitter y Paredes; Pavon, Messi, Dybala y Lautaro Martinez ¿Quién dijo que no hay futuro? Hagamos un gran mundial, si es posible traigamos la copa, pero no se adueñen de la Selección Argentina, hoy le pertenece a Messi y a 40 millones de argentinos. A nadie más.

Por Toti Pasman

+ Leídas de la semana