El juez Lleral negó la existencia del "testigo E" en en el expediente de la causa Maldonado


Gustavo Lleral, el juez que investiga la muerte de Santiago Maldonado, negó la existencia de un "testigo E" en el expediente de la causa que haya aportado la información que le sirviese a la Justicia para dar con el lugar de hallazgo del cuerpo del joven desaparecido desde el 1° de agosto. 

En una entrevista aportada a La Nación, el magistrado se limitó a corroborar los detalles ya confirmados de la primera autopsia: "Se pudo establecer el hallazgo de un cuerpo sin vida que después fue demostrado que es el de Santiago Andrés Maldonado. Hasta ahora lo único que se sabe es lo que el joven no tenía lesiones. Ahora resta aguardar los resultados definitivos de la autopsia".  

Al explicar las razones que lo llevaron a  realizar un nuevo rastrillaje acuático en el Río Chubut que permitió dar con el cuerpo sin vida de Santiago, Lleral explicó que una fue "un testimonio que brindó el prefecto principal Leandro Antonio Ruata, un prefecto rescatista y buzo con amplia experiencia, que aconsejo realizar un nuevo rastrillaje con más buzos y bomberos". Negó la existencia de un llamado "que brindara un dato certero en esta causa" y la del testigo E en el expediente aunque advirtió que "pudo haber declarado extrajudicialmente, como tantas personas que hablan tantas cosas de las cuales no sabemos si es verdad o mentira.

Además, explicó que "se hizo en esa fecha porque fue luego de que con con la comunidad se establecieran las condiciones para poder ingresar. Es decir, con la prefectura sin ningún tipo de arma u objeto intimidatorio. Ese fue el acuerdo. Si la comunidad hubiese permitido que se hiciera antes, yo lo hubiese hecho antes porque yo ya tenía el testimonio de Ruata desde días antes. Si ellos hubiesen aceptado antes, lo hacíamos antes". 

Por último, comentó que el caso caratulado como desaparición forzada "no está cerrado porque hay una investigación penal en curso. Para que se cierre tiene que haber una sentencia definitiva. Es una investigación que está en curso en la fiscalía. De hecho la autopsia forense se ordenó por pedido de la fiscal en ese expediente, o sea que de por sí hay que esperar su finalización.



+ Leídas de la semana