El embajador argentino en Austria fue clave para determinar que la explosión pertenece al ARA San Juan



En ese país existe el Organismo para la Prohibición de Ensayos Nucleares, que dispone de una red de estaciones hidroacústicas que están conectadas a detectores en el lecho marino. El embajador argentino y experto nuclear, Rafael Grossi fue quién comunicó esta información a la Armada Argentina. 

"El fenómeno hidroacústico se registró tres horas después de la última comunicación con el submarino", reveló el embajador que comunicó esta información a los voceros de la Armada y al ministro de Defensa, Oscar Aguad

"Se trató de un evento singular que no proviene de un sismo ni ruidos de animales marinos", afirmó Grossi. El análisis cruzó datos con tres estaciones submarinas para concluir que se trató de una explosión. 

+ Leídas de la semana