Elisa Carrió: "Si hay justicia, la ex presidenta termina detrás de las rejas"


Tras su victoria en las elecciones legislativas y los recientes sucesos políticos y judiciales, Elisa Carrió habló públicamente de varios temas coyunturales. Fiel a su estilo, dejó fuertes declaraciones sobre la detención de Julio De Vido, la ex presidente e, incluso, sobre el Papa Francisco. 

Al ser consultada por la detención del ex ministro de Planificación, a quien señalo hace tiempo como el líder de una asociación ilícita, la diputada nacional por Cambiemos expresó que no le gusta ver a nadie en la cárcel". Sin embargo, Carrió también remarcó que, "si la justicia implica la prisión preventiva, la condena tiene que existir". 

También criticó a la líder de Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner: "Por Cristina tengo pena, quiero que vaya presa y que devuelva el dinero", comentó Carrió en Mesa Chica, el programa que José Del Río conduce por La Nación +. 

En ese mismo programa, la diputada confesó cómo se sentía durante los años de gestión kirchnerista: "Había días que parecía que el cuerpo no me daba, que quería irme con Dios porque el peso de lo que podía pasar si ellos  ganaban era tan grave", confesó la diputada sobre los años de gestión kirchnerista. 

Por último, habló sobre el Papa Francisco. "Yo no me confesaría nunca con Bergoglio", reveló. Aunque aclaró que tiene una buena relación personal con él pero no así en lo político. "Todos estamos con Bergoglio. Ahora, en Argentina somos de la Argentina. Del Papa lo que es del Papa y del César lo que es del César", concluyó. 

+ Leídas de la semana