Se subastó el cuadro más caro del mundo



Salvator Mundi es el título de la única obra de Leonardo Da Vinci que no se encuentra en una institución abierta a todo el público. En el día de hoy, la pintura cambio de dueño luego de una millonaria subasta con la historia de un divorcio sin igual. 

La obra se vendió en 450 millones de dólares. El anterior propietario era Dmitry Rybolovlev, un ruso que perdió una parte de su fortuna (estimada en 7.400 millones de dólares) en manos de su exposa Elena Rybolovleva. 

Según el empresario, esta venta se realizó con el fin de recuperar algo del dinero que le tuvo que dar a su ex mujer. Rybolovlev había obtenido la obra por 125 millones de dólares, cuando se la vendió Yves Bouvier.


+ Leídas de la semana