Un grupo de padres bajó al chofer que iba a llevar a sus hijos de viaje porque estaba alcoholizado



Un chofer de la empresa Flecha Bus no pudo realizar su trabajo luego de que los controles revelaron que tenía 0,8 gramos de alcohol en sangre antes de partir con un grupo de alumnos de 13 años de un colegio de la Ciudad de Buenos Aires. 

Los chicos se dirigían de viaje de egresados a Córdoba. El control se realizó a pedido de los padres que hicieron la solicitud al Control de Seguridad Vial de la Ciudad tres días antes del viaje. 

"Si los padres no hubiésemos presentado el pedido, habría manejado él", reveló Daniela, una de las madres, en TN. Los conductores profesionales no pueden tener rastros de alcohol, como sí sucede con la limitación de los 0,5 gramos en los conductores particulares.

Luego del imprevisto, los adultos se comunicaron con la empresa y tuvieron que esperar dos horas para conseguir un nuevo chofer. "El conductor se fue riéndose. Es increíble porque este hombre va a volver a manejar", expresó la madre.





+ Leídas de la semana