Borracho, se confundió de casa y mató a su vecino


Michael G. Augustine, un hombre de 43 años, confundió su casa con la de un vecino en medio de una borrachera y lo mató creyendo que era un ladrón. El peculiar hecho ocurrió en Estados Unidos.

Convencido de estar en su casa y no en la de Clinton King, veterano de guerra, el acusado llamó a la policía de Missouri y pidió apoyo, alegando que su vivienda estaba siendo asaltada y que retenía al delincuente en el patio de su casa. 
Pero a la policía le costó encontrarlo ya que su domicilio se encontraba vacío. Cuando finalmente lo hallaron en la propiedad que él creía propia, su vecino ya estaba muerto y con señales de estrangulamiento.
Las autoridades señalaron que el sujeto estaba ebrio y su discurso era incoherente. Será acusado de homicidio involuntario. 

+ Leídas de la semana