El instructor de parapente en el que viajaba Natalia Vargas afirmó que fue "un momento de distracción"


El instructor de parapente finalmente confesó su ‘descuido’ a la hora de colocar todos los elementos de seguridad previos al viaje junto a Natalia Vargas, que terminaría con la muerte de la joven.

Ariel Salazar indicó que “Estábamos volando y en un momento ella se da cuenta de que no estaba enganchada y comenzó a desesperarse. Yo intenté tranquilizarla, porque pensaba que estaba mal sentada. Cuando traté de ayudarla me di cuenta de que no estaba enganchada… Atiné a agarrarla lo que más pude, pero cayó”.

Además, explicó: “Ese fue un momento de distracción de mi rutina, pero para mí estaba totalmente enganchada. Yo admito que pudo haber un error humano, una distracción. Estoy consciente y asumo las consecuencias”, en diálogo con La Gaceta de Tucumán.

El padre de la víctima, contó que se reunió con Salazar y afirmó que el instructor "Está afectado psicológicamente. Quería que me diera la tranquilidad de que va a limpiar el nombre de mi hija. No le pedí nada del otro mundo".


+ Leídas de la semana