Una joven murió luego de una cesárea programada: los familiares denuncian mala praxis




Los allegados de Noelia Fernández acusan que hubo mala praxis en una maternidad de Lomas de Zamora, ya que falleció a las seis horas de haber dado a luz.

El hecho sucedió el jueves pasado, cuando la joven de 28 años se acercó a la Clínica Materno Infantil de Lomas de Zamora para que le practiquen la cesárea que tenía programada para dar a luz a su tercer hija: Julieta.




Después de la intervención quirúrgica y el nacimiento de su hija –quien nació sana-, la mujer fue trasladada a una habitación común. Los problemas comenzaron a horas del mediodía, cuando Noelia empezó a sentir dolores en todo el cuerpo, vista borrosa, temblores y una disminución en su presión arterial. Frente a este cuadro, los médicos le tomaron la presión, y según los familiares, le dijeron que se tranquilizara y en el resto de la tarde nadie volvió a ver cómo estaba.

La atención médica llegó una vez que la joven se desvaneció. Inmediatamente, la ubicaron en el quirófano y a los pocos minutos, murió.

La familia asegura que una vez conocida la noticia, intentaron comunicarse con el director del establecimiento pero no los quisieron recibir. Ante este trato y la bronca por lo sucedido, los amigos y familiares de la víctima pintaron las paredes de la clínica escribiendo: "asesinos" o "Justicia por Noelia".






+ Leídas de la semana