Una niña se suicidó luego de sufrir ciberbullying: “Hablen, aunque les tiemble la voz”


Amy Everett tenía 14 años y era el rostro de una reconocida marca de sombreros en Australia. Su familia asegura que el suicidio de "Dolly" tuvo como responsable al ciberbullying, aunque no dieron detalles del acoso sufrido ni de la causa de la muerte.

"Hablen, aunque les tiemble la voz" comentaron los padres de la víctima, haciendo referencia a una problemática que afecta cada vez más a los niños y adolescentes. "Pongan un alto al bullying y sean amables, háganlo por Dolly".

La niña era la cara visible de la compañía desde 2009: "Es inconcebible pensar en que alguien pueda sentirse tan abrumada que el suicidio sea su única opción" dijeron desde la empresa, sorprendidos por la triste noticia.  

+ Leídas de la semana