Caro Aguirre y su descargo en las redes


La guionista reflexionó acerca de la cantidad de prejuicios y comentarios descalificados que hay en las redes sociales. Esta delgada línea entre lo público y lo privado la llevó a cerrar su cuenta de Twitter.

"Hace tiempo que me pesa la sensación de estar expuesta, de que gente que no te conoce piense que les debés algo, de que se metan en tu intimidad. Cualquier taradez que twiteas sale en los chimentos, inventan delirios sobre tu vida privada, o te insultan y con eso se divierten un rato. Ya sé que yo no soy nadie y que la gente famosa de verdad la pasa peor, pero cada uno sufre lo que le toca y yo no elegí esto, yo solo quiero escribir", recalcó Caro Aguirre.

"Hay cosas lindas en las redes, pero el precio que estamos pagando es muy alto. Los que inventan, los violentos, los anónimos, los ladrones no tienen nada que perder. Vos sí, más si sos una persona sensible, y yo lo soy. Cerré mi twitter porque quiero que mi energía sea toda mía", concluyó la escritora en su publicación de Instagram. 

Su descargo completo:

El jueves puse unos twits sobre lo que me pasó en el sanatorio La Trinidad. A los 5‘ me empezaron a llamar periodistas para pedir testimonios. Uno de ellos ademas de llamarme sin freno, dejarme audios y mensajes de whatsapp, pedirme amistad en Facebook, mensajes de Facebook, hacerme UN TOQUE en Facebook, agregarme a instagram y mandar mails le pidió a sus colegas que me contactaran por otros medios. Me llamó tantas veces que tuve que salir de una reunión y pedirle que por favor me dejara en paz. No lo hizo. Fue tan insoportable que me puse a llorar, muy angustiada. Cuando me calmé, fui a un bar a escribir y ahí me agarró una señora que me dijo que la tengo bloqueada en twitter y me habló de mi carrera y de mi vida privada como si me conociera. No fue violenta, pero sí agresiva y desubicada en sus comentarios, que a ella le parecían de lo mas amenos. No fue la primera vez pero ese día me asusté. Hace tiempo que me pesa la sensación de estar expuesta, de que gente que no te conoce piense que les debés algo, de que se metan en tu intimidad. Cualquier taradez que twiteas sale en los chimentos, inventan delirios sobre tu vida privada, o te insultan y con eso se divierten un rato. Ya sé que yo no soy nadie y que la gente famosa de verdad la pasa peor -que si le puso este nombre a su hija, que si es lesbiana, que si pone la misma cara al actuar, que si feo, que si lo odian sus compañeros de tira- pero cada uno sufre lo que le toca y yo no elegi esto, yo solo quiero escribir. Hay cosas lindas en las redes, pero el precio que estamos pagando es muy alto. Los que inventan, los violentos, los anónimos, los ladrones no tienen nada que perder. Vos sí, más si sos una persona sensible, y yo lo soy. Cerré mi twitter porque quiero que mi energía sea toda mía. Este año en Japón fui muy productiva y feliz y ahora que empiezo con un proyecto grande quiero sentir lo mismo que allá. Quizás me equivoco al dejar un lugar que es mío, pero no quiero que me llamen por un twit, aparecer en chimentos, ni que crean que tienen un derecho sobre mi vida porque la estoy “exponiendo”. Voy a hacer la prueba de vivir sin esa red social, total me encuentran aquí. ¿Se podrá? Ojalá que sí.
Una publicación compartida de C A R O A G U I R R E (@aguirrecaro) el


+ Leídas de la semana