El presidente de Polonia oficializó la controvertida ley sobre el Holocausto



Andrzej Duda promulgó la nueva ley que atribuye sancionar a todo aquel que señale al país como cómplice del exterminio judío. La pena puede alcanzar los tres años de prisión.


A pesar de las fuertes críticas que recibió de parte de EE.UU e Israel, el país polaco llevará a cabo esta polémica medida. Según el discurso del presidente, el objetivo primordial es "preservar los intereses de Polonia, nuestra dignidad y la verdad histórica para que los juicios contra nosotros en todo el mundo sean honestos y para que nos abstengamos de difamarnos a nosotros mismos, como Estado y como nación".


Asimismo, Duda afirmó que trasladará la decisión al Tribunal Cnostitucional para que analice su contenido y asegure que no viole la libertad de expresión. Esto se debe a que los israelitas habían declarado que esta política dificultaría las investigaciones de historiadores y la información ya publicada por los diversos medios.






+ Leídas de la semana