El asesino del clan Puccio que podría quedar en libertad


Guillermo Fernández Laborda era la mano derecha de Arquímedes Puccio y estando a su lado mató a los empresarios Ricardo Manoukian, Eduardo Aulet y Emilio Naum. Los integrantes del clan se turnaban para cuidar y matar a sus víctimas en la casa de la familia en San Isidro.

Ahora, Laborda figura en la lista de 1.111 "sugeridos" por el Servicio Penitenciario Federal para ser liberado bajo el beneficio de arresto domiciliario o libertad condicional. Cuando ocurrieron los secuestros (1982 a 1985) tenía 42 años. 

La viuda de Aulet, una de las víctimas, expresó: "Sería gravísimo que este asesino quede libre. Fue condenado a reclusión perpetua por tiempo indeterminado, no deberían dejarlo salir". Además, concluyó en diálogo con Infobae: "La verdadera justicia sería que siga preso. Que pretendan beneficiarlo me parece una medida abolicionista y garantista. Sería aberrante cruzármelo por la calle".


+ Leídas de la semana