El Subte de España emitió un comunicado acerca de las unidades con material cancerígeno que vendió a Buenos Aires


La empresa Metro de Madrid S.A. afirmó que Subterraneos de Buenos Aires tuvo toda la información técnica disponible a la hora de comprar las unidades que estallaron la polémica cuando se confirmó que contenían amianto, un material que puede causar cáncer para los trabajadores que operan muchas horas dentro de las máquinas. 

Sin embargo destacaron que se pondrán en contacto con el fabricante y los proveedores de piezas para proporcionar información adicional.  Por último destacaron que, por su parte, "no han encontrado amianto en la composición de ningún elemento". 

En febrero los vagones afectados fueron sacados de circulación, Subterráneos de Buenos Aires dijo en un comunicado: "Exigimos al metro español que confirme la presencia de este mineral en las formaciones compradas en 2011". Además, aclararon que "este componente no representa riesgo para los pasajeros ni para los operarios si no es manipulado".

Lee el comunicado español:  


+ Leídas de la semana