Piden cambiar el sueldo de los obispos


Luego de que Marcos Peña confirmará que el Gobierno gasta 130 millones de pesos por año para pagar los sueldos de los obispos de todo el país, estalló la polémica y el debate sobre lo que se debería hacer. En este contexto fue la propia Elisa Carrió quien pidió "separar a la Iglesia del Estado".

El jefe de gabinete brindó el primer informe de gestión del año en la Cámara de Diputados y fue consultado sobre el sueldo de los funcionarios eclesiásticos. Lejos de esquivar la pregunta, respondió y brindó cifras que generaron controversia. Carla Carrizo, diputada y quien realizó el interrogante, explicó: "Tienen un sueldo de un juez de primera instancia, mucho más de lo que gana un maestro, y no pagan ganancias".

El articulo 2 de la Constitución Nacional dispone el sostenimiento del culto Católico Apostólico Romano. Pese a esto, Carrizo y su bloque (Evolución) quieren instalar el proyecto de ley realizado en 2016 y que tiene como principal punto el emparejamiento de sueldos entre un docente universitario y los funcionarios de la Iglesia.




+ Leídas de la semana