Ricardo Centurión se negó a un control de alcoholemia, intentó sobornar al inspector y luego le secuestraron el coche



El delantero de Racing protagonizó un nuevo escándalo en la localidad bonaerense de Lanús.


Según los datos recogidos a través de los testigos, todo comenzó a las 8:10 de este lunes cuando Ricardo Centurión comenzó a discutir de manera "violenta" con los agentes de tránsito a raíz de una supuesta infracción vial. Los presentes aseguran que el futbolista pasó dos semáforo en rojo y se negó a que le practiquen el test de alcoholemia.

Mientras aguardaban por el camión de remolque, una autoridad grabó el momento en el que Centurión le ofrecía arreglar el incidente mediante un pago. "Yo tengo para arreglar, yo te puedo poner el mes", le insinuó el futbolista al inspector vehícular.

A pesar del violento episodio, el jugador de 25 años no fue detenido aunque se espera que en las próximas horas se le informará de la denuncia.









(Fuente: TN)

+ Leídas de la semana