Cuáles son los objetivos que se plantea Dujovne en su nuevo rol de "super ministro"


El anuncio del gobierno de que el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne pasará a controlar la parte económica de nueve ministerios claves le otorgó nuevas facultades, pero también responsabilidades para poder enderezar el rumbo de la economía, todo esto en el marco de negociaciones con el Fondo Monetario Internacional para poder obtener financiamiento externo.

En su nuevo rol de "super ministro", en donde tendrá el manejo centralizado de la economía y será el encargado de tomar las decisiones más importantes, Dujovne estará a cargo de la política fiscal, la estrategia de crecimiento, la ejecución presupuestaria y el control de la inflación, esto último en coordinación con el Banco Central. Y para eso, tendrá cuatro objetivos muy claros a cumplir.

Por un lado, tendrá que apurar la baja del déficit fiscal, ya que es uno de los temas más sensibles a la hora de negociar con el FMI el acceso al crédito. Para eso, prevé que el déficit de este año será de 2,5% y pretende llegar al 1,7 en 2019. De todas formas, habrá que esperar ya que esas cifras las define el fondo y es una de las condiciones que impone a la hora de negociar.

Otro objetivo es impulsar el crecimiento, que se calcula que será del 2% para este año después de la crisis cambiaria, la sequía y la suba de las tasas de interés. Para eso se analiza un lanzamiento de créditos blandos para la producción. Además, también intentará cumplir las metas de inflación propuestas y acercarse lo máximo posible al 15% que estaba proyectado para este año, aunque en el gobierno saben que no podrán llegar a esa cifra.

Por último, Dujovne tendrá la potestad de asignar las partidas presupuestarias a cada ministerio, y en este sentido se espera que haya una fuerte reducción de gastos, aunque todavía no se sabe a ciencia cierta qué grado de injerencia tendrá el ministro en las decisiones de cada cartera.

+ Leídas de la semana