Trump calificó a los inmigrantes pertenecientes a la Mara Salvatrucha como "animales"


El presidente de Estados Unidos Donald Trump tuvo ayer otra declaración polémica respecto a la inmigración al calificar de "animales" a algunos integrantes de la pandilla Mara Salvatrucha que son deportados de su país.

Resaltó que su administración "está sacando a gente del país que no se puede creer cómo de mala es", para luego agregar "no son personas, son animales", en referencia a la pandilla que tiene sus raíces en América Central. Las frases tuvieron lugar en la Casa Blanca, en un encuentro que Trump tuvo con funcionarios republicanos. 

También volvió a criticar a México por no hacer nada para controlar el paso fronterizo y frenar la llegada de cientos de miles de inmigrantes, que consideró que vienen a su país porque Estados Unidos "tiene las leyes de inmigración más tontas del mundo".

Además, el presidente continúa sus embates contra el estado de California, al que acusa de ser el refugio de estos "delincuentes". El estado, que históricamente tuvo mayoría demócrata, sancionó en octubre del año pasado una ley que declara al estado como "santuario" para proteger a los inmigrantes ilegales de posibles deportaciones.

La ley en cuestión prohíbe a las fuerzas de seguridad de California colaborar con la policía de inmigración a menos que haya una orden judicial de por medio, lo que generó cruces entre el gobernador del estado Jerry Brown y la administración Trump.

+ Leídas de la semana