La AFA le ofreció un trato a Israel para que no rompan el contrato



Israel abonó cerca de dos millones de dólares a la Asociación del Fútbol Argentino por el amistoso que se iba a disputar el próximo sábado 9 de junio en Jerusalén, que finalmente se suspendió. Pero, el contrato ya se cobró, y ahora el problema es comercial.

Rápidamente para no entrar en un conflicto, el presidente Claudio Tapia, ofreció disputar dos amistosos, en vez de uno, con fecha a definir para enfrentar al seleccionado israelí, después del Mundial.

La única condición impuesta por los dirigentes de AFA será no jugar en Jerusalén. Así que las opciones serían Tel Aviv o Haifa.

De esta manera, el ente regular del fútbol argentino no tendría que devolver el contrato que, entre otras cosas, sirvió para pagar deudas que tenían.


+ Leídas de la semana