La CGT no convocó al paro por ahora a la espera de seguir negociando con el gobierno


La Confederación General del Trabajo (CGT) no convocará al paro, al menos por ahora. Así lo decidió luego de la reunión que tuvieron los integrantes del triunvirato con funcionarios del gobierno ayer por la mañana. La central obrera postergó un posible llamado a un paro general para el próximo martes, cuando continúen las negociaciones.

El acuerdo entre las dos partes se basa en cinco cuestiones: una recomposición salarial de hasta el 5% para los sectores que firmaron paritarias en 15%; la exención del impuesto a las ganancias para el medio aguinaldo; el congelamiento de despidos en la administración pública y acuerdos similares en los sectores privados; no modificar las indemnizaciones en la reforma laboral y mejorar el reparto de fondos de las obras sociales.

De esos puntos, hay dos que el gobierno se comprometería a cumplir. Por un lado permitirá el aumento adicional de hasta un 5% que se aplicarán entre julio y agosto de este año, antes de los plazos de revisión establecidos en los acuerdos paritarios. El otro está relacionado con la reforma laboral: el gobierno sacaría ese ítem del proyecto de ley, que es el más resistido en el Congreso.

Luego de la reunión, los dirigentes de la central obrera se reunieron en la sede de la calle Azopardo y comunicaron la decisión de postergar el llamado a un paro general hasta el próximo martes. Todo dependerá cómo continúen las negociaciones y si el gobierno está dispuesto a hacer más concesiones para evitar una tercera huelga.

+ Leídas de la semana