Qué reveló la autopsia del joven encontrado muerto en una plaza en Palermo


El caso de Joaquín Martínez continúa siendo un misterio. El joven de 21 años apareció muerto en la plaza Unidad Latinoamericana del barrio de Palermo, sentado en el piso debajo de un árbol y con un fuerte golpe en la cabeza.

Aunque sus padres aseguran que fue víctima de un intento de robo, los resultados de la autopsia no indicaron signos de lesiones externas visibles y dieron como causa de muerte una "congestión, edema pulmonar y un edema encefálico difuso", según reveló Clarín.

Los investigadores tratan de reconstruir las últimas horas con vida de Joaquín. Desde que salió de su casa hasta que fue declarado muerto pasaron dos horas y media y entre su domicilio y el lugar donde fue encontrado hay solo cuatro cuadras de distancia.

Sus padres buscan testigos que puedan aclarar los hechos y averiguar si le sucedió algo más a su hijo. Una de esas situaciones que se investiga es la desaparición de su hermana Sara, que estuvo 48 horas fuera de su casa. El día que ella se fue, Joaquín fue encontrado borracho en la puerta de un supermercado y se sospecha que esa podría haber sido la causa de su muerte porque junto al cuerpo se encontró un vómito.

+ Leídas de la semana