Una mujer de 41 años murió en una cirugía y su familia denuncia mala praxis



Tamara Gómez
, de 41 años, se sometió a una liposucción el viernes pasado en una clínica de Santa Rosa, La Pampa, pero murió dos días después por motivos que aún se desconocen.

La mujer debía ser operada por el cirujano Mariano Jañez en la Clínica Modelo de Santa Rosa, pero el especialista viajó a Buenos Aires y la paciente quedó en manos de su padre, Jorge Carlos Jañez, quien es el presidente del Consejo Médico de La Pampa.

Los resultados del chequeo pre quirúrgico habían sido buenos y Gómez había salido bien del quirófano, pero el sábado le expresó al médico que se sentía mal y que le "sangraba mucho el ombligo", según relató su hermano, Mauricio Gómez.

Ahora, la familia Gómez reclama que hubo mala praxis, y que su médico hizo abandono de persona porque viajó a Buenos Aires el mismo día tras la intervención, informó el sitio El Diario de La Pampa.

+ Leídas de la semana