Calcaterra: "Decidimos poner dinero para que aflojaran la presión"


Ángelo Calcaterra, ex dueño de la empresa Iecsa y primo del presidente Mauricio Macri, admitió el pago de coimas en 2013 y 2015 "para que aflojaran" con la presión que ejercían funcionarios kirchneristas, en particular Roberto Baratta, mano derecha de Julio De Vido en el Ministerio de Planificación, en el marco de la causa de los cuadernos de las coimas.

En una entrevista concedida a La Nación, Calcaterra dijo que decidió presentarse ante la justicia luego que Javier Sánchez Caballero, CEO de Iecsa y uno de los arrepentidos, no fuera puesto en libertad. "No salía y yo dije: 'No, muchachos, yo soy responsable de esto, me quiero presentar, hacerme cargo de la situación y que Javier salga de donde está'", dijo el primo de Macri.


A la hora de explicar el porqué del pago de las coimas, el ex dueño de Iecsa explicó que la empresa no estaba bien financieramente y que lo hizo para poder destrabar cuestiones administrativas que impedían el cobro de obras que habían realizado.

"En 2013 empezaron a pedirnos aportes para la campaña y ahí obviamente que la situación de la empresa no era fácil, estaba endeudado en $2000 millones, no aguantábamos más. Ahí empezó la presión y decidimos poner dinero para que aflojaran", explicó Calcaterra, que detalló que a través del pago de aportes destrababan "cuestiones administrativas" o pagos de obras.

+ Leídas de la semana