Julieta Silva fue condenada a tres años y nueve meses de prisión



Julieta Silva (30) fue condenada a 3 años y nueve meses de prisión por atropellar y matar al rugbier Genaro Fortunato (25), a la salida de un boliche en San Rafael en septiembre del 2017. La acusada no ira a la cárcel, sino que continuará detenida con prisión domiciliaria como hasta ahora. Ademas, tendrá ocho años de inhabilitación para conducir.

La familia Fortunato esperaba  prisión perpetua, por homicidio agravado por el vínculo. Sin embargo, el tribunal de la 1° Cámara en lo Criminal de la 2° Circunscripción Judicial de Mendoza, conformado por los jueces Rodolfo Luque, Julio Bittar y María Eugenia Laigle la declaró culpable por homicidio culposo agravado.

Durante el juicio, se buscó comprobar la relación por el vínculo, en un noviazgo que duró cerca de tres meses. Sin embargo, el tribunal determinó que no existió ese vínculo y consideraron que no hubo intención de la acusada de matar a Fortunato.


+ Leídas de la semana